NAJJAT HARB, Barcelona

Najjat Harb busca mostrar el poder de conectar con nuestro interior, el valor de sanar el alma por medio del arte. Facilitar la batalla interna, luces y sombras, claridad y caos, dualidades del universo que nos evocan paz. Un lenguaje atemporal y sin género, transmitiendo emociones y sensaciones a aquellas almas inquietas. Una acumulación de energía y vibraciones, que expresan su historia y sentimientos, a través de la explosión de ideas, texturas y colores, en busca de la conexión entre cuerpo y alma.



Diseñadora: Najjat Guerra


Localización: España y México


Haute couture y Prét a Porter de lujo


En cada creación muere un pedazo de mí, en cada diseño te cuento mi vida.





Diseños exclusivos realizados delicadamente con técnicas ancestrales y artesanales, incorporando la tecnología del mundo moderno. Prendas de la mejor calidad, en las que se impregna su pasión en cada detalle. En Najjat Harb saben que una vez sanado el interior, uno debe expandirlo al mundo, es por ello que están comprometidos desde el comienzo a no solo transmitir el mensaje, sino a tomar acción, tanto socialmente como con el medio ambiente, siempre buscando crecer y contribuir a la sociedad.



conversaciones con

najjat guerra


¿Cuál es la historia que hay detrás de ti como diseñadora? Algún dato que quieras destacar acerca de tus objetivos, logros...


Desde que tengo uso de razón me ha encantado. Sé que es normal jugar a barbies pero yo tenía una fascinación por vestirlas, pasaba horas jugando con las muñequitas de papel haciéndoles la ropa. También me encantaba disfrazarme y coleccionar todas las revistas de moda. Tenía cada mes de Vogue imaginando que yo salía en ellas, sueño que acabé realizando hace unos meses. A los 10 años mi hermano me regaló mi primer libro de figurines de moda, a los 12 me inicié con Youtube y con una máquina que pedí para mi cumpleaños empecé a hacer ropa.


En ese momento, yo creía que lo que hacía trataba de alta costura, aunque en el fondo estaba empezando y todo estaba muy mal cosido. Lo que recuerdo es que desde temprana edad mis insomnios se calmaban con el ruido de la máquina. Siempre decía que me iría a Milán a estudiar diseño de moda, por lo que todos veían a una niña muy soñadora que vivía en un pequeño pueblo mágico de México. Era un objetivo bastante improbable e imposible, y aunque tuve mis complicaciones, hoy puedo decir que soy diseñadora. Soy muy camaleónica, admiro a muchos diseñadores que me parecen unos genios, pero siempre me han gustado muchos estilos y técnicas. Nunca he tenido un referente en particular, a excepción de mi musa, mi abuelita, que me inspira con su elegancia y sutileza, siendo un claro referente en cada colección.


Nos hemos fijado en el concepto Zero Waste, al trabajar para evitar el desperdicio de recursos. ¿Podrías explicarnos un poco más acerca de este proceso? ¿Cómo lo haces?


El Zero Waste nació de una catarsis emocional, cuando perdimos un alma en la familia y yo estaba lejos de casa. Es cuando me encontraba retales de tejido de toda la colección y no veía el sentido de tanto desperdicio. Así como cuando un ser querido te deja y quedan pedazos sueltos. Es entonces que quise juntar todas esas emociones con todos eso restos de tejido, dándome cuenta que podía juntar mi lado creativo con el espiritual, a la vez de poder ayudar al ambiente sin dejar de crear moda.


Al cortar los patrones intentamos que se desperdicie lo menos posible, aunque siempre quedan residuos, ya que las formas del patrón son diferentes. Todo este sobrante lo manipulo de diferentes formas creando texturas nuevas, reutilizando sucesivamente. También busco en mercadillos, otras marcas, diseñadores, amigos cualquier tejido o retales que les pueda dar una segunda vida, en vez de que acaben contaminando el planeta. Además, incorporé esta metodología en el papel, ya que al realizar el patrón se gasta mucho papel. Ahora lo que hago es reciclarlo, creando etiquetas o tarjetas de agradecimiento a medida que voy buscando otras utilidades.


Después de ver tu trabajo, son claras la cantidad de referencias y significados que, de alguna forma, dan vida a cada una de tus prendas. Nos ha impactado el hecho de utilizar fórmulas químicas para expresar las liberaciones físicas de un cuerpo humano en el caso de la colección VACÍOS. ¿De dónde proviene toda esta inspiración al trabajar en una colección como ésta?


Yo me inspiro siempre de las emociones o experiencias vividas. Es por eso que aparte de causar sensaciones con colores y texturas, me gusta expresar lo que pasa físicamente en nuestro cuerpo cuando pasamos por ciertas situaciones. Usando la química, creo un balance entre lo espiritual y lo científico, por decirlo en otras palabras, un balance entre lo abstracto y lo tangible.


Siempre he sido muy curiosa, me gusta experimentar y mezclar, lo que mi madre diría… hacer cochinadas. Por otro lado, la química me parece fascinante, y el hecho de cómo se busca un significado a lo inimaginable. Creo que como artista tienes que estar en constante experimentación, ya que al fin y al cabo todo acaba nutriéndote.

A día de hoy, numerosas marcas compiten en un mercado muy competitivo y saturado. ¿Qué factor clave debe tener presente un diseñador emergente que quiera crear una marca? ¿Hasta qué punto crees en la importancia del storytelling?


Lo más importante es darle el valor que se merece a aquello que quieres transmitir. Cuando crees algo debes hacerlo con amor y pasión, para que el cliente lo perciba. Siempre he dicho que la moda es cambiante y que existe mucha ropa en el mercado, pero tu esencia, tu mensaje y propósito como persona es el mismo, que crece y se expande con el tiempo.


Yo hago moda por amor, porque quiero transmitir mi energía y mi visión. Cuando haces lo que te gusta lo demás viene solo, así que hazlo sin miedo, rompe esquemas. En cuanto al storytelling, trasmitir es muy importante. Para mí todo se basa en la energía y si hay un mensaje detrás de tu colección y creaciones, esa energía va a fluir.


Por último, queremos hacerte la pregunta que nos hacemos siempre nosotros... Según tu visión, ¿cuál es el futuro de la moda?


No me gusta pensar en el futuro lejano, ya que todo es incierto. En todo caso, sé que hoy en día debemos frenar la producción y no solo en el sector de la moda. Tenemos que ser más conscientes como sociedad, empezando desde dentro, cómo nos tratamos a nosotros mismos, al prójimo, así como al planeta. Si conseguimos esto, no será todo tan efímero, vacío… yo tengo la esperanza que habrá un cambio y todo tendrá un mayor sentido.


creaciones de

Najjat Harb



Para descubrir las últimas novedades de Najjat Harb, síguelos en:


Instagram: @najjatharb

Website: www.najjatharb.com


Fotografías cortesía de Najjat Harb



  • Facebook
  • Instagram