CAINE, Barcelona

CAINE ofrece una propuesta de sastrería que da mucho de qué hablar. Rasgos claros de funcionalidad sin dejar atrás geniales detalles en cada una de sus prendas. Concepto que gira entorno al workwear y las tendencias juveniles inglesas de los años 50.


Diseñador: Max Montlleó


Localización: Barcelona


Ropa a medida


La artesanía es un camino casi marcial. Y la sastrería es la culminación de esta marcialidad."



"CAINE nace de la lucha contra el “fascismo” de la moda. La globalización nos da algo parecido a la libertad, pero finalmente acaba conllevando un resultado desastroso. Desde bien pequeño he tenido problemas con el “consumir” ropa; ya sea por dificultad en el momento de decidir qué talla usar o, simplemente, por no gustarme el diseño planteado. La artesanía es un camino casi marcial. Y la sastrería la culminación de esta marcialidad. Con este proyecto busco revitalizar y ser partícipe del cambio que nuestra sociedad necesita."



conversaciones con

MAX


¿Nos encantan las camisas y chaquetas de tu colección, con cortes diferentes y un estilo workwear muy rompedor. ¿Cuál es tu inspiración al realizar tus creaciones? ¿De dónde surgió tu motivación para centrarte en este tipo de prendas?

En cuanto a referentes consumo mucho material distinto. Des de la idealización de Michael Caine (actor que da nombre a la marca) hasta prendas “básicas” de uniformes laborales actuales. A pesar de esto, si debiera focalizar y resumir algún referente sería todo el movimiento juvenil iniciado a finales de los cincuenta en Inglaterra y evolucionado hasta mediados de los setenta: el movimiento Modernista (que se resolvería como movimiento Mod unos años más tarde), el beatnik, el hip, el Glam, el Bowler y el Northern Soul. Independientemente, las prendas que creo, se fundamentan en la racionalidad y funcionalidad. Como dijo Adols Loos “el ornamento es delito”.


Tenemos entendido que el proceso de creación conlleva muchas dificultades y se requieren años de experiencia para perfeccionar la técnica. ¿Podrías contarnos tu experiencia?

Sí, una prenda de ropa que puede parecer simple llega a costar casi dos días de trabajo. La preparación de un par de mangas de chaqueta americana tiene, por promedio, tres jornadas laborales de duración. Hace algunos años estudié “Patronaje y Confección” en ESDi, una universidad de Sabadell que también imparten estudios FP. Ahí descubrí lo que es realmente hacer ropa; toda el trabajo que se necesita. A pesar de esto, estos estudios están enfocados a una producción en masa. Por lo tanto, los procesos de confección son básicos. Cuando terminé de estudiar estuve un año y medio trabajando por mi cuenta, perfeccionando y aprendiendo de forma totalmente autodidacta. Hasta que descubrí la sastrería y decidí entrar de lleno. Me apunté a unos talleres profesados por sastres retirados y allí me enseñaron (y me enseñan) lo que es realmente mi vocación.

¿Crees que las tendencias actuales como el streetwear o el fast fashion acaban afectando un mercado más tradicional como lo es el de tailoring? ¿Crees que los jóvenes de hoy en día y este tipo de producto son compatibles o puedan serlo en un futuro?

La afectación es recíproca. Lo maravilloso de vivir en un mundo controlado por internet es que podemos descubrir y consumir de todo, sin tener que “supeditarnos” a lo que hay alrededor. Justamente por esto hay personas que prefieren (y tienen el derecho de hacerlo) gastar ropa masificada y hay otras que prefieren todo lo contrario. Estas dos vertientes deben coexistir y complementarse, sino, no serían especiales.

Por último, queremos hacerte la pregunta que nos hacemos siempre nosotros... Según tu visión, ¿Cuál es el futuro de la moda?

Como decían los Sex Pistols: no hay futuro. No hay futuro para la moda. Es falso. Las personas somos, por definición, estúpidas. Habrán cambios pero la super-producción de ropa no terminará nunca. A mi gusto, sueño con un mundo donde todo sean pequeños talleres y productoras. Pero: Keep the Faith.


creaciones de

CAINE



Para descubrir las últimas novedades de CAINE, síguelo en:


Instagram: @cainebymax


Fotografías cortesía de CAINE


  • Facebook
  • Instagram